Buscar este blog

Cargando...

miércoles, 10 de marzo de 2010

LAS ESMERALDAS

La extracción de esmeraldas se remonta a más de 3.000 años atrás, en la época del Imperio del Antiguo Egipto. El “fuego verde” resultaba tan fascinante que los conquistadores españoles llevaron a cabo una campaña sangrienta con el fin de descubrir la localización de las minas de esmeralda en América del Sur. En 1557, la campaña finalmente concluyó con el descubrimiento de las espectaculares minas de Muzo y Chivor en la actual ColombiaEs muy raro encontrar esmeraldas de buena calidad que tengan un tamaño superior a un quilate, ya que las esmeraldas grandes algunas veces contienen inclusiones perceptibles a simple vista, conocidas como “jardin” o “hierba”.
Con una dureza próxima a 8 en la escala de Moh, las esmeraldas son bastante resistentes. La limpieza por ultrasonido o con vapor, sin embargo, podría deteriorar la piedra, causando fracturas. Por eso, sólo los joyeros profesionales deberían encargarse de la limpieza de las esmeraldas.

La pureza y la transparencia son las características más importantes a la hora de calcular el valor de las esmeraldas.




Brasil y Zambia producen grandes cantidades de esmeraldas finas; muchos consideran, sin embargo, que las esmeraldas de Colombia son las de máxima calidad. Esmeraldas muy finas, aunque en pocas cantidades, se producen también en Pakistán y Zimbabwe.Las esmeraldas que provienen de Zimbabwe a veces reciben el nombre de esmeraldas “Sandawana”, refiriéndose a la región donde se extraen las piedras preciosas.

Las esmeraldas contienen berilo como mineral básico y la presencia de cromo y vanadio le da a esta piedra preciosa el “fuego verde”. Las esmeraldas colombianas son conocidas por su color verde intenso, mientras que las esmeraldas de Brasil son famosas por su variedad de colores, desde verde clarito a un bonito verde medio oscuro.

Cuando se examina boca arriba, una esmeralda de muy buena calidad debería permitir al observador ver la faceta trasera. La brillantez de la piedra preciosa, que viene determinada por la talla y el número de inclusiones, también es un factor importante de valoración. Las esmeraldas de color verde intermedio intenso poseen el máximo valor. La pureza del color verde es crucial para el valor y la belleza de la piedra y los matices azules o amarillos disminuyen su valor.
ESMERALDA
PROPIEDADES FÍSICAS

Silicato de aluminio y berilo
Brillo: Mate, vítreo


PROPIEDADES CUARTIVAS Y ESPIRITUALES

La esmeralda simboliza abundancia
Buen equilibrador emocional, purifica e espíritu. Actúa como estabilizador y tranquilizante interno.

La esmeralda es una piedra de efectos calmantes y tranquilizante.

Desde la antigüedad se le atribuye la capacidad de neutralizar venenos.
Se utiliza para abrir el tercer ojo.
Adecuada para los que sufren miedos y angustias,
Es útil para el tratamiento de: colitis, problemas de estomago, problema ocular, del corazón, del sistema nervioso
y del páncreas.

Abre y fortalece los chakras del bazo y de la cabeza.

Afinidad con los signos: Escorpio, Sagitario, Capricornio, Acuario, Libra

martes, 23 de febrero de 2010

EL DIAMANTE

Nombre de la roca, mineral o piedra Diamante
Tipo básico Metamórficas e ígneas. Mineral de carbono.
Grupo Elementos nativos. Gemas
Sistema Cristalino Gema cristalina. Cristaliza en el sistema cúbico.
Composición química Cristales de carbón. C.
Formación Se exfolia limpiamente a lo largo de los planos paralelos a las caras de un octaedro. El mecanismo exacto de formación de los diamantes sigue siendo materia de debate entre los geólogos, pero es seguro que se necesita calor y presión abundantes para que el carbono cristalice con esta estructura. Por tanto es probable que se hayan formado en roca o magma fundido, donde prevalecen estas condiciones, a gran profundidad bajo la superficie de la Tierra; posteriormente, este material, con contenido de diamante, sube y forma durante el proceso las chimeneas de kimberlita características de muchos yacimientos. La roca primigenia parece ser la peridotita; sin embargo, se recuperan muchos diamantes en depósitos aluviales a grandes distancias del punto de origen. En algunos casos, el mineral se encuentra en arenisca, en conglomerado o en otras rocas sedimentarias que podrían representar depósitos aluviales de eras geológicas antiguas. En algunos tipos de meteoritos se han encontrado diamantes diminutos y opacos, llamados diamantes hexagonales. Sus propiedades físicas son idénticas a las de los cúbicos, exceptuando la estructura cristalina ya que las capas de átomos están giradas a 60°. Los diamantes hexagonales se forman a partir del grafito de los meteoritos en el instante del impacto contra el suelo, momento en el que se producen altas temperaturas y presiones (de hasta un millón de kg. por cm2) durante algunas millonésima de segundo. Con todo, parece que los diamantes microscópicos son bastante abundantes en el espacio exterior, tal vez producto de la explosión de estrellas o de supernovas.
Estructura Piedra preciosa; en forma de octaedros y dodecaedros; aunque puede adoptar otras como por ejemplo: cubos. No es raro encontrar cristales redondeados, torcidos o enroscados.
Dureza 10, partiendo de la escala de Friedrich Mohs
Textura Textura maciza y constituye pequeños individuos de forma irregular; muestra resistencia al rayado, por lo que no tiene un valor constante. De gran dureza y tenacidad.
Densidad 3,15 y 3,53 g/cm3; para los cristales más puros es de 3,52. La unidad de masa empleada de forma habitual para los diamantes y otras gemas, equivalente a 0,2 g es el quilate métrico. Otra unidad utilizada es el punto, igual a 0,01 quilates. Así, una piedra de 82 puntos pesaría 0,82 quilates.
Color Muestran una amplia gama de transparencias y colores; las mejores gemas son transparentes. También los hay blancos (muy apreciados), puede producirse un matiz amarillo o castaño que es considerado un defecto. Los diamantes castaños son comunes, los verdes y azules son raros; los rojos son los más inusuales. El color de los diamantes se debe a la presencia de impurezas de elementos diferentes al carbón.
Proceso de extracción y tallado Para extraer la belleza de una gema de diamante son necesarios una serie de procesos. Estos son la exfoliación, la aserradura, la talla y el pulimento, que en conjunto crean la talla de diamantes y son las técnicas más precisas y difíciles del arte lapidario. Su primer objetivo es sacar fuego y brillo de la piedra; de igual importancia es la eliminación de imperfecciones, como grietas, rajaduras y zonas poco transparentes, y la obtención de gemas del mayor tamaño, el mejor aspecto y el máximo valor posibles. Examen cuidadoso de la piedra: el cortador experto debe determinar los planos de exfoliación y decidir la mejor manera de rajar y cortar el diamante en bruto, el cual es marcado con líneas de tinta china para guiar las siguientes operaciones. En ese momento, la piedra se afianza sólidamente en un gato de madera que se monta sobre un torno. A continuación, el cortador coloca un hierro de exfoliación, instrumento parecido a un cuchillo pesado y romo, sobre una línea, paralelo al plano de exfoliación del diamante. La piedra se raja golpeando el hierro suavemente con un martillo. Las herramientas utilizadas son sencillas, pero se requiere una gran habilidad en su uso porque un golpe demasiado fuerte o aplicado en una dirección errónea puede deteriorar drásticamente la gema. En la actualidad, los diamantes suelen ser aserrados en vez de exfoliados. La sierra usada es un disco metálico fino en cuyo borde se pone una mezcla de polvo de diamante con aceite. El paso final de la talla, el pulimento, consiste en la formación de las facetas de la gema acabada. La piedra se monta sobre un marco llamado dop. Los diamantes suelen cortarse en brillantes de 58 caras en un torno horizontal y plano de hierro colado cargado con una mezcla de polvo de diamante y aceite. Se sostiene la piedra en su dop contra la superficie hasta que se forma una faceta. A lo largo de esta fase, se mueve la gema muchas veces hasta pulir todas las caras.
Brillo Los diamantes sin tallar tienen un lustre graso y no son brillantes; por el contrario, cuando se cortan, muestran un fuerte brillo, llamado técnicamente "adamantino".
Propiedades Buenos conductores de calor, malos conductores de electricidad, transparentes a los rayos X. Son determinados por el índice de refracción y dispersión; su capacidad para la conducción térmica hace que se utilicen como películas en la superficie de los chips electrónicos donde el calor debe disiparse rápidamente. Incluso cuando se dopa para convertirla en un semiconductor, una película semejante puede continuar teniendo un grosor muy pequeño. También es resistente al ataque de ácidos y de álcalis; sus cristales trasparentes, calentados en una atmósfera de oxígeno, arden cuando alcanzan una temperatura de unos 800º C, formando dióxido de carbono.
Usos Se utiliza en diversas aplicaciones industriales. Valiosos para la joyería.
Leyenda y/o historia
Los antiguos griegos creían que los diamantes eran fragmentos de estrellas. Algunos incluso decían que eran las lágrimas de los dioses. Otra leyenda hablaba de un valle inaccesible en Asia Central alfombrado con diamantes, del que se decía que estaba protegido por aves de rapiña en el cielo y por serpientes venenosas en la tierra. Sin embargo, la verdad es que el origen exacto de los diamantes todavía es un misterio incluso para científicos y gemólogos. El diamante es la gema más dura conocida por el hombre y, sin embargo, la más simple en su composición, tanto como el grafito de un lápiz, es decir, carbón común. Pero no se rompe tan fácilmente. Su punto de fusión es dos veces y media más alto que el acero, hacen falta aproximadamente 4.000 grados centígrados para fundir un diamante. Hace millones de años, dos fuerzas elementales como el calor y la presión, transformaron milagrosamente el carbón en diamante dentro de la calderas de magma hirviendo que se encuentran a grandes profundidades bajo la superficie terrestre. Esa nueva masa volcánica en donde tuvo lugar la cristalización empujó hasta romper la superficie de la tierra para acabar enfriándose y formar chimeneas de kimberlita o conductos de lamproita, el lugar donde en la actualidad se encuentran la mayoría de los diamantes.

Un guijarro encontrado por un niño en la orilla del río Orange en Sudáfrica en 1866 e identificado como diamante de 21 quilates fue el primer paso en la apertura de los campos de extracción de la región que han llegado a ser los mayores del mundo. La fiebre de los diamantes en las arenas de los ríos Orange y Vaal aumentó en 1870 y 1871, tras el descubrimiento de minas secas cerca de la actual Kimberley. Eran zonas casi circulares de arcilla amarilla donde se encontraban las piedras preciosas. Cuando los mineros excavaron en la arcilla, a veces llamada tierra amarilla, encontraron una roca dura y azulada que mostró ser también útil. Esta tierra azul, identificada como kimberlita (variedad de peridotita), es el material primigenio desde el que se forma, por meteorización, la tierra amarilla. Gracias a la minería, se descubrió que las zonas circulares de tierra amarilla y azul eran cúspides de chimeneas de kimberlita (de probable origen volcánico) que se internan hacia abajo una distancia indeterminada. Se han hallado tubos similares, no todos con contenido de diamante, en algunos otros lugares de Sudáfrica. Se han encontrado depósitos de diamante, la mayoría aluviales, en otras zonas de África, como Tanzania, Zaire, Ghana y Sierra Leona. También se han producido descubrimientos en Australia, Borneo, los montes Urales, Siberia, Venezuela y Guayana. En la India, que fue durante siglos, la única fuente conocida de diamantes del mundo, la producción actual se limita a pequeñas cantidades extraídas de lechos de conglomerado y de una chimenea de kimberlita. Hay diamantes en lugares muy separados de Brasil (cerca de la ciudad de Diamantina en Minas Gerais, en Bahía, y en el centro-sur del país). Las minas brasileñas destacan en la producción de balas y de carbonado.

La historia del Diamante Cullinan es reciente, por consiguiente auténtica. Él pesaba 3.106 quilates en su estado bruto y su fama se debe por ser el diamante más grande encontrado en el mundo, de una calidad excepcional. La piedra más grande extraída del Cullinan: 530,20 cts. Ha sido el 25 de enero de 1905 que Papa Wells, gerente de área de la mina premier en Transvaal, África del Sur, dando un giro de inspección, vio un brillo amarillo en un lado de la pared de la mina. Caminó al lugar y empezó a excavar con su cortaplumas, extrayendo de la tierra el diamante que pesaba poco más de medio kilo. La piedra se puso en la caja fuerte y el presidente de la compañía minera, sir Thomas Cullinan, fue informado. El enorme diamante bruto se transportó entonces en un vagón de mula con el resto de la producción de la semana para la estación de tren de Johannesburgo. ¡Por increíble que parezca, ella se volvió incluso un asunto embarazoso para la compañía Premier, porque aunque la piedra haya sido la maravilla del mercado de diamantes de Londres, durante 2 años nadie quiso comprarla!. Finalmente fue comprada por el gobierno de Transvaal.

Observaciones particulares Para calcular el valor por quilate de un diamante tallado se deben considerar cuatro factores: el primero es el color; el segundo la forma y armonía de la piedra tallada. La presencia o ausencia de manchas y rajas internas o de lascas externas es el tercero. El último es el peso del diamante: una piedra de 5 quilates es más valiosa que cinco de 1 quilate de la misma calidad. Debido a su gran precio, los diamantes son muy imitados. Las imitaciones más comunes son las hechas con un tipo de vidrio de plomo conocido como estrás (strass). Las mejores se tallan y pulen como las auténticas, mientras que las baratas se producen en moldes con forma de brillantes, por tanto tienen los filos redondeados. Es fácil identificar las imitaciones de vidrio: se siente calor al tocarlas, suelen contener burbujas de aire visibles con una lupa, y, en general, son opacas a los rayos X. El cristal de roca, variedad transparente y cristalina de cuarzo, se puede cortar en forma de brillante, pero es fácil rayarlo con un diamante auténtico. El circonio semiprecioso, que dispersa bien la luz, puede hacerse casi incoloro por tratamiento térmico. Otra imitación, conocida como doblete en el comercio de las gemas, se compone de dos piezas pegadas. Cuando dos diamantes reales forman una única piedra, se llama doblete auténtico. Los falsos, más comunes, son una cabeza de diamante fijada sobre una base de una gema menos valiosa o de vidrio. Otros productos sintéticos usados como diamantes de imitación son el titanato de estroncio, y el rutilo y la espínela sintéticas. En 1955 se produjeron por primera vez diamantes sintéticos pequeños de la misma calidad que los naturales usados en la industria.
Información El término diamante deriva de la palabra griega adamas ('invencible') que seguramente era aplicada a cualquier roca dura, como el corindón. La primera referencia precisa e indiscutible se produce en la literatura romana en el siglo I d.C. Los diamantes conocidos por los romanos debían de provenir de la India, que fue, hasta el siglo XVIII, la única fuente conocida de estas piedras preciosas. Se creía que sólo podían encontrarse en las minas legendarias de Golconda, ciudad importante en el comercio de diamantes; las gemas vendidas allí provenían de diversas minas. En 1726 se descubrieron diamantes en Brasil, y en 1866 en Sudáfrica que es en la actualidad el productor principal de estas gemas. Diamantes célebres: Algunos diamantes han llegado a ser históricos, sobre todo por su tamaño. El más grande de todos es el Cullinan, descubierto en la mina Premier de Suráfrica en 1905, y que fue ofrecido a Eduardo VII por el gobierno de Transvaal. El Cullinan pesaba 3.106 quilates antes de ser cortado y según los cristalógrafos era un fragmento de exfoliación de una piedra mayor. Cuando se talló se produjeron 105 gemas con un peso total de 1.063 quilates. El mayor era una piedra con forma de gota llamada la Estrella de África que, con 530,2 quilates, es el diamante tallado más grande del mundo; en la actualidad está engastado en el cetro real británico. El diamante Vargas, encontrado en Brasil en 1938, pesaba 726,6 quilates en bruto; cuando se cortó en 1945, se obtuvieron 29 piedras con un peso total de 411 quilates. En 1934, un diamante con una masa similar, el Jonker, fue descubierto en un depósito aluvial cercano a la mina Premier, y es el más fino entre los grandes diamantes conocidos; se dividió en 12 gemas con pesos entre 125,35 y 5,3 quilates. En 1967 se encontró el diamante Lesotho, que pesaba sin cortar 601,25 quilates. El Gran Mogul, diamante tallado que supuestamente pesaba 240 quilates, ha desaparecido desde que el viajero francés Jean Baptiste Tavernier lo describiera en la India en 1665. Algunas autoridades creen que el diamante Koh-i-noor, que pesa 106,1 quilates, una de las joyas de la corona británica, es un trozo del Gran Mogul.
Bibliografía y/o fuentes de información CD de La Tierra
Internet
Encarta CD
Enciclopedia Multimedia Salvat.

sábado, 20 de febrero de 2010

PIEDRAS PRECIOSAS

PIEDRAS PRECIOSAS

Piedras Preciosas
Del griego lithos (piedra), la Litoterapia es una medicina que utiliza la energía de las piedras para reequilibrar y rearmonizar el organismo. Utiliza entras otras, siete zonas del cuerpo, nombradas chakras, en las cuales se encuentran los intercambios energéticos. La mejor manera de abordar esta disciplina, es buscar información sobre este tema en los libros. También son conocidas la Cristaloterapia o la Gemoterapia en este campo.

Historia de las rocas terapéuticas

Desde la más alta antigüedad, las rocas son utilizadas para finalidades médicas. Los griegos utilizaban, por ejemplo, el polvo de mármol contra las gastralgias, o el jaspe rojo cómo fortificador. En Oriente, el antimonio era considerado como el mejor elemento contra las enfermedades infecciosas y las intoxicaciones alimenticias. Los indios de América conocían los beneficios de la arcilla y los efectos antisépticos del cobre. En la India, el sulfato de hierro era un vermífugo y el nitrato de potasio un diurético. En la China, muchas drogas minerales eran consideradas como medio para equilibrar o estimular las energías. Durante la Edad Media occidental, la alquimia, utilizaba muy a menudo las piedras, preciosas o no, contra las enfermedades, respetando la ley de similitud. Así por ejemplo, la esmeralda podía cuidar el hígado ya que es verde/amarilla … como la bilis.

La medicina a través de la Litoterapia

El aspecto médico se encuentra en una medicina basada en las piedras preciosas. Las piedras y los minerales poseen vibraciones y cualidades aptas para desatar las tensiones físicas y psíquicas. Colocándolas a los niveles de los chakras (centros energéticos del cuerpo) o llevadas como collares o pulseras, las piedras preciosas tienen el poder de aliviar los órganos a los cuales han sido previamente conectados.

La Litoterapia utiliza la energía de las piedras para restablecer el equilibrio cuerpo-alma-espíritu. Nos ayuda tanto en el aspecto físico, psicológico como espiritual para la liberación de ciertos bloqueos emocionales y para la toma de conciencia que ésta permite.

Las piedras preciosas tienen una acción rápida y sin efectos secundarios. Es eficaz para todos, adultos y niños. La energía de las piedras está vinculada a su composición química, a su color y a su forma. Trabajan especialmente en nuestro cuerpo, pero sobre todo sobre nuestros chakras (centro de energía).

Ciertas piedras calman, otras estimulan, refuerzan o crean una protección. Fuera de las sesiones de Litoterapia, el simple hecho de llevar una piedra encima permite aprovechar sus beneficios.

Los principios activos de la Litoterapia

La Cromaterapia que es la terapia a través de los colores, es un método al mismo tiempo sencillo y eficaz. El efecto de los colores no se puede percibir. Para cada elemento de materia, existe una frecuencia vibratoria energética específica, que puede ser transmitida por los mismos colores. Igualmente, nuestros cuerpos sutiles y nuestros Chakras poseen sus propios niveles energéticos y por lo tanto también sus propios colores. Utilizando el tipo de color adecuado, se puede tratar una enfermedad u otra, centrándose en los chakras o mejorando nuestros cuerpos sutiles. Los colores además, aportan la energía restante a las piedras correspondientes.

Ejemplo: El rojo es un estimulante y un fortificante.

La Oligoterapia tiene por misión reforzar su organismo a través de los elementos y los minerales. Éstos son utilizados en cantidades infinitesimal y son también utilizados en la homeopatía. En la composición química de cada piedra existe generalmente algunos minerales asociados, los cuales serán utilizados como base para el remedio.

Ejemplo: Olivina = Silicato de Hierro y Magnesio.

Hay también un criterio energético, que puede ser eficaz o no, dependiendo de la práctica y del terapeuta. En función del estado energético de éste y del paciente, se puede llegar a tener las fluctuaciones necesarias para la elección de las piedras adecuadas para un tratamiento específico.

Esta nueva ciencia es nombrada “LITOTERAPIA”. El nombre viene dado gracias a todos estos tipos de terapias reunidas, junto con la energía transmitida por las piedras preciosas.

jueves, 18 de febrero de 2010

Odilia me encanta tu tema, pero me gustaría mas tener las piedras preciosos en anillos, aretes y pendientes

PENSAMIENTO DEL DIA

« Existen pocas dudas de que la principal causa del cambio climático sea la quema de combustibles fósiles, y que el fenómeno aumente el poder y frecuencia de huracanes y ciclones"...

Piedras Preciosas

R U B I






La cualidad más importante del rubí es su gran brillante color rojo. El principal material por el cual esta compuesto es rubí es el corodio el segundo material más fuerte después del diamante, haciendo a el rubí una de las piedras mas duras después del diamante, su dureza es de 9 mohs.
Tomado de Internet